Delegación fundada el 3 de Abril de 2003

.
Historia IIEE
Fundamentos IIEE Chile
Contacto
.
 
 
 
.
.
PARAPSICOLOGÍA
.
PSICOFONIAS, VOCES DE OTRO TIEMPO
.
Recibe el nombre de psicofonías o parafonías, y en ingles Electronic Voices Phenomenon, todos aquellos sonidos de procedencia desconocida, registrados a través de aparatos de tecnología eléctrica o electrónica.

Se trata de un extraño fenómeno de captación de sonidos y mensajes, sirviéndose para ello de magnetófonos o cassete, y a través de la radio, mediante receptores de Onda Corta principalmente, debiéndose considerar estas captaciones un DX, ya que el lugar de procedencia de las señales es, por el momento desconocido.

Tras eliminar los casos que son perfectamente explicables hasta el momento por la física, la creencia más acepta sobre los que restan es la de que, presuntamente, los producirían seres o entes de otros planos dimensionales diferentes al nuestro (es decir, que provendrían del Más Allá), los cuales al parecer serían capaces de transformar y canalizar energías, produciendo, o modulando, portadoras de ondas acústicas o de radiofrecuencia, creando de este modo sonidos imperceptibles para el oído, que sólo quedan relejados en las grabaciones.

Existen otras creencias, como de que estas inclusiones sonoras están directamente relacionadas con el operador, en la forma en que esa canalización de energía vendría a ser producida por su propio subconsciente, o bien que la propia mente del investigador sería el medio que utilizarían las entidades para provocar los registros, actuando así de médium sin percatarse de ello. Por este medio se conseguirían resultados más o menos espectaculares, dependiendo de lo receptiva que fuera la persona que opera.

Pero esta creencia pierde fuerza con facilidad, debido a que uno de los modos de obtener inclusiones psicofonías, es a distancia, mediante un temporizador, de este modo se excluye la participación, y por tanto la influencia directa del operador.

El registro de las psicofonías es un efecto derivado del desarrollo tecnológico actual, esto es evidente. Sin embargo, no es tan reciente, este fenómeno ya se viene observando desde principios del siglo XX. Guillermo Marconi experimentó sin éxito, con un receptor para intentar escuchar Voces del Pasado. Y Thomas Alva Edison declaró en una entrevista en 1920, para la prestigiosa revista Scienntific American: “Si nuestra personalidad sobrevive y sigue existiendo después de lo que llamamos muerte, sería lógico pensar que retiene la memoria y conocimientos que adquirimos en este mundo.

Jürgenson fue el primero en tomar en serio las psicofonías

Por lo tanto, resulta razonable deducir que los que ya han fallecido, puedan querer comunicarse con las personas que han dejado aquí. Me inclino a pensar que, si pudiéramos inventar un instrumento tan sensible como para ser afectado por nuestra personalidad, tal instrumento tendría que registrar algo.
.

Edison llegó al final de su vida con la intención de comunicarse con los difuntos, pero no consiguió resultados positivos. A pesar de que era un genio, las técnicas empleadas todavía no estaban suficientemente desarrolladas. Años más tarde, diversos técnicos advirtieron al experimentar con equipos de grabación que, en determinadas ocasiones quedaban registradas unas extrañas voces y sonidos, pero por lo visto, no repararon en la importancia de este hecho, cuando casual y esporádicamente ocurría.

El auténtico interés por las psicofonías llegó tras el suceso ocurrido a Friedrich Jürgenson , (en la imagen) nacido en Odessa en 1.903, personaje polifacético, poseedor de dotes para la pintura y la ópera, se introdujo en el mundo del cine, donde obtuvo una gran fama filmando documentales naturalistas y arqueológicos, siendo contratado en varias ocasiones por el Vaticano.

.
Jüguenson había adquirido un nuevo magnetófono con el fin de registrar el canto de un ave nocturna, para emplearlo en la sonorización de unos de sus documentales. Para ello. La noche del 12 de junio de 1959 se encontraba en un pequeño bosque a las afueras de Estocolmo. Situó el aparato en el suelo, y enfocó su micrófono direccional hacia los árboles. Cuando creyó haber obtenido suficientes registros del canto del ave, cosa nada sencilla, regresó a su domicilio.

Jürgenson explicó que al rebobinar las cintas y escuchar la grabación, se quedó muy extrañado cuando a los pocos minutos de iniciar la reproducción, se escuchaba con toda claridad un instrumento similar a una trompeta. A continuación, se escuchaba susurrantes unos comentarios acerca de las aves nocturnas.

Tras su sorpresa, reflexionó y se dio cuenta de que, a pesar de que era plena noche, no había tenido la precaución de observar si en los alrededores del bosque había gente, por lo que se vio obligado a repetir las grabaciones, pero esta vez tomando todo tipo de precauciones, volviendo a obtener los mismos resultados, unas voces que dialogaban acerca de la grabación del canto de los pájaros.

Al día siguiente, acudió a la tienda donde había adquirido el equipo, pensando sin demasiado convencimiento, que de alguna inusual manera el aparato sintonizaba señale de alguna potente emisora de radio que interfería la grabación, cosa poco probable ya que el aparato ni siquiera incorporaba receptor de radio. Por otra parte, estaba la extraña coincidencia de que esa captación hablara precisamente del trabajo que él estaba realizando.

De todos modos, se procedió a efectuarle una completa revisión al magnetófono, comprobando, naturalmente, que estaba en perfectas condiciones.
.
Tras esta situación, volvió a repetir una vez más la grabación, pero no solo escucho los débiles, pero claros comentarios acerca del canto de las aves nocturnas, sino que pudo escuchar claramente una voz que identificó como la de su difunta madre, que lo llamaba por su nombre.

A partir de ese momento Friedrich Jürgenson fue consciente de la importancia del fenómeno que le estaba ocurriendo, al parecer, se estaba comunicando con los difuntos. En las semanas siguientes se dedicó con tanta intensidad a investigar el fenómeno, que a los tres meses del inicio de las captaciones tuvo que dejar los trabajos, porque, según él: “Escuchaba voces por todas partes”.

Tras un periodo de descanso reanudó sus investigaciones, pero como si con el paso del tiempo se hubiera atenuado, los mensajes que antes eran muy claros, acabaron en incoherentes sonidos y palabras sueltas. Los resultados fueron tan malos que cuando ya estaba a punto de abandonar, en una de sus últimas grabaciones escuchó una frase: “Espera… espera… escúchanos…” A partir de ese momento, cambió de opinión y se dedicó por completo a investigar acerca de estos fenómenos, rodeándose de un equipo de diversas disciplinas que le ayudaron a proseguir sus indagaciones acerca de las voces, entre otros Arne Seise de Radio Suecia.

En 1964 salen a la luz las investigaciones realizadas hasta entonces por Jürgenson y su equipo, recopiladas en su libro “Voices from the Universe”.
.
A finales del mismo año, hace su aparición en el mundo de las Psicofonías el Dr. Konstantin Raudive, nacido en Letonia en 1.909, políglota que cursó estudios en Paris, Salamanca y Londres. Intrigado por la obra de Jürgenson empezó a experimentar en este campo, y cierto día salió de su domicilio dejando un magnetófono grabando. Relató que cuando posteriormente reprodujo la grabación, quedó asombrado con el registro, ya que de nuevo se repetía el fenómeno: en el silencio de la cinta se oía una voz que le llamaba por su nombre, la cual identificó también, igual que Jürgenson, con la de su difunta madre.

Impresionado por este hecho, Raudive se puso en contacto con Jürgenson, junto al cual llevó a cabo multitud de experimentos, probando diversos sistemas para la abstención de Voces Psicofónicas, llegando a diseñarle dos importantes especialistas en electrónica de aquella década, un equipo que se construyó expresamente para él en los laboratorios de Telefunken, con la finalidad de conseguir mejores grabaciones.
.
Las investigaciones con su nuevo equipamiento desembocaron en la publicación en 1.968, de un libro titulado “Lo inaudible se vuelve audible”.

En 1.971 la editorial inglesa Colins Smythe Ltd. Se interesa por los trabajos de Raudive y propone editar su libro para el mercado anglosajón. Pero para tener la certeza de que la publicación no era fruto de su imaginación y no comprometer el prestigio de la editorial, debería efectuar unos registros de Psicofonías realizadas con el mayor rigor científico.

Pedro Amorós, un experto en psicofonías de lengua española
.
Así pues, el 24 de marzo se reunieron con la supervisión de Pye Records Ltd., la compañía discográfica instaló toda una serie de sistemas electrónicos para descubrir cualquier intento de fraude, con un excepcional despliegue de material técnico.

Se inició la sesión y los aparatos estuvieron trabajando un lapso de 18 minutos, durante los cuales el supervisor de sonido pudo comprobar que los vúmetros no cesaban de oscilar, a pesar de que la monitorización con auriculares no se oía nada en absoluto.

Después, el play–back aun fue más sorprendente, según los técnicos se registraron más de 200 voces diferentes, 27 de las cuales eran perfectamente comprensibles por todos los asistentes. Sir Robert Mayer el presidente de la editorial, creyó reconocer en una de las voces a su difunto amigo Arthur Scvhnabel, famoso concertista de piano. Tres días más tarde, se realizó una segunda parte de las demostraciones requeridas por la editorial británica, en los laboratorios Belling & Lee, en el cual se utilizó un estudio con pantalla de radiofrecuencia, que excluía todo tipo de radiaciones externas. Como resultado de las pruebas llevadas a cabo, una vez más se consiguieron resultados inauditos., la editorial Colin Smythe Ltd. Aceptó la publicación del libro de Raudive. Falleció el 2 de septiembre de 1.974, dejando un legado de más de 70.000 inclusiones sonoras, catalogadas como Psicofonías.

Las voces que vienen

En el 2007, un joven llamado Martín Hernández envió un escrito a una revista especializada, explicando una curiosa experiencia por él vivida. En ella decía estar preocupado, por el hecho que no podía comprender.

-Resulta que cada vez que pongo la grabadora en medio de una conversación entre amigos se registran voces, algunas inteligibles y otros no, que corrigen o contestan a nuestras preguntas.

Pero aquí no termina todo, ya que la cinta registra una conversación que dura de 5 a 10 segundos entre un hombre y una mujer. En sus días llegué a registras hasta 30 y 40 psicofonías en un casete.

El “especialista” daba como respuesta, la segura equivocación del consultante, atribuyendo les voces desconocidas con las suyas propias. Es decir que el joven Martín, es tan torpe que no sabe distinguir “el pan de la longaniza”.
.
Curiosamente, esa misma revista publica mensualmente algunos artículos cuyos casos son mucho más inverosímiles. Es de suponer que estos han sido investigados y asumidos como auténticos. ¿Qué argumentos esgrimen para considerar estas psicofonías como falsas o equivocadas? Ninguno. Precisamente este es uno de los fenómenos más habituales que se daban en la época en que todos íbamos con el casete en el “bolsillo”, tanto intencionadamente como de forma casual, sin intención de conseguir nada. La humildad parece estar reñida con el afán de pEn mis archivos dormitan algunas cintas con Psicofonías realizadas personalmente, una especialmente me impresionó profundamente, en la que la voz clara de una niña llama con desconcierto y angustia a su mamá, grabada cerca de la catedral de Barcelona.
.

Autor: Juan Díaz Montes.

Extraído de su libro: Ciudadanos del Limbo.

NOTA:

Arriba Belchite un municipio de la provincia de Zaragoza en Aragón en España, situado a 49 km. de la capital. Tiene una población de 1.505 habitantes (INE, 2019) y 273,58 km² de extensión. Es la cabeza de la comarca conocida como "Campo de Belchite".

Es conocido por haber sido escenario de una de las batallas de la Guerra civil española, la batalla de Belchite. Como consecuencia de los enfrentamientos el pueblo fue totalmente destruido. Se dejaron intactas las ruinas y se construyó un pueblo nuevo al lado. En este sitio se han conseguido psicofonías impresionantes, dejando estupefactos a los investigadores.

.
 
El IIEE de Chile no se responsabiliza ni comparte necesariamente la opinión de todos sus colaboradores en los escritos publicados.
IEE Delegación Chilena © 2003 - 2008. Todos los derechos reservados.